#Diálogo Hemisférico en #Lima: Ante la provocación siempre habrá una respuesta de #Cuba

Por Dianet Doimeadios Guerrero y Leysi Rubio A.

Mientras en La Habana, la Sociedad Civil cubana hacía su Foro nacional la víspera de la VIII Cumbre de las Américas; en Perú, sede de la cita regional sesionaba el Diálogo Hemisférico como parte del proceso preparatorio del evento.

En Lima, los voceros de las 28 coaliciones temáticas aprobadas para la Cumbre tenían cuatro minutos para exponer sus posiciones ante enviados especiales de los gobiernos participantes. En la sede de la CTC, los actores sociales de la Isla estaban pendiente de lo que allí acontecía, especialmente de la intervención de su representante, la cubana Yamila González Ferrer.

Yamila intervino en nombre de la coalición 15, donde están incorporados los actores sociales y representantes de la sociedad civil de la Isla. La vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas de Cuba afirmó ser portadora de un firme reclamo:

“La sociedad civil cubana no compartirá espacio alguno con elementos y organizaciones mercenarias que son financiadas desde el exterior respondiendo a los intereses de una potencia extranjera con una clara agenda de subversión y violencia contra el pueblo cubano”.

–    Yamila González Ferrer, vocera de la Coalición Por un mundo inclusivo y respetuoso, intervino  ante el Diálogo Hemisférico, previo a la Cumbre de las Américas.

Buenos días a todas y todos los presentes.

Quiero iniciar mi intervención refiriéndome a una preocupación planteada por las organizaciones y actores de la sociedad civil que represento, y es en relación con el concepto y el formato de coaliciones concebido para este foro y que fue el mismo que se puso en práctica durante la última asamblea general de la OEA.

En nuestra opinión ha sido selectivo, poco transparente y coarta el libre intercambio de ideas y el debate en temas de amplio interés para todos y todas.

En nuestra coalición, desde el propio inicio del proceso preparatorio, hemos trabajado intensamente en el empeño de cumplir con las actividades programadas y dar un aporte efectivo desde nuestras experiencias, cumpliendo los requerimientos y plazos planteados y en función de los tres ejes temáticos establecidos para esta Cumbre.

226 actores sociales y organizaciones de la sociedad civil de 19 países de la región conforman nuestra coalición que el 27 de octubre de 2017 realizó la Consulta Nacional cuya relatoría fue enviada a la Secretaría. En este mismo momento se está desarrollando en Cuba el II Foro de la Sociedad Civil Pensando Américas.

Participamos activamente en la comunidad virtual para el debate acerca de las temáticas propuestas e identificamos como eje temático prioritario: Gobernabilidad democrática y corrupción.

Las valoraciones y recomendaciones que formulamos son:

Reconocemos el carácter multicausal de la corrupción y la necesidad de aplicar un enfoque integral, transparente y de cooperación, al que se integren todos los miembros de la sociedad en su enfrentamiento.

Coincidimos en que la corrupción no debe asociarse a determinadas regiones geográficas o niveles de desarrollo y que en su tratamiento debe tenerse en cuenta la persistencia de altos niveles de desigualdad social y económica; la correlación entre las políticas públicas de prevención y protección social; y la obligación de los gobiernos de generar políticas públicas inclusivas y establecer mecanismos de cooperación intergubernamentales.

Concordamos en la necesidad de que los representantes de gobierno rindan cuentas a los ciudadanos resaltando la importancia de la activa participación popular en los procesos de control.

Alertamos sobre la manipulación política del tema corrupción subrayando que las políticas nacionales y regionales para prevenir y combatir este flagelo deben respetar los principios que enarbola la Proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz.

Por último, soy portadora de un firme reclamo de la coalición que represento: La sociedad civil cubana no compartirá espacio alguno con elementos y organizaciones mercenarias que son financiadas desde el exterior respondiendo a los intereses de una potencia extranjera con una clara agenda de subversión y violencia contra el pueblo cubano.

Acuden a estos espacios con el fin de provocar, buscar legitimidad y el reconocimiento que no tienen en la sociedad cubana, lo que resulta absolutamente inaceptable para nosotros.

Nuestro propósito es participar de manera respetuosa y constructiva en el Foro de la Sociedad Civil para contribuir a los debates que se generen, pero ante la ofensa, el irrespeto y la provocación habrá siempre una respuesta.

Desde el Foro de la Sociedad Civil en La Habana se sigue en vivo la trasmisión del Diálogo Hemisférico que acontece ahora mismo en Perú. El diplomático Juan Antonio Fernández, segundo representante de Cuba que interviene en Perú dice que este diálogo y la propia Cumbre de Lima debería ser un espacio de encuentro en el hemisferio para compartir nuestra rica diversidad, sin embargo, hay elementos que han atentado contra ese deseo, refiere el diario Granma.

“En este primer bloque de las 28 coaliciones, dijo, algunas declaraciones han resultado verdaderamente notables. Entre los elementos que han suscitado nuestro interés destaco la inconformidad con la manera de conformar las coaliciones porque coarta la forma de participación y el debate democrático”.

Fernández reconoce la importancia de este debate debido a lo mucho que ha avanzado la corrupción en el continente y resalta la necesidad de un enfoque integral en la lucha contra la corrupción y de una mayor participación y control popular desde todos los países.

“Al realizar esta intervención, no puedo dejar de denunciar la composición de la coalición 26, que actúa con la llamada Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, conformada por personas de dudosa procedencia”.

La credibilidad del foro esta intrínsecamente vinculada a la calidad de sus participantes, sin la presencia algunos disfrazados de sociedad civil, concluyó.

–    Intervención del embajador Juan Antonio Fernández

Señoras y Señores:

Agradecemos al Perú la organización de este Diálogo y la cordial invitación que nos ha extendido.

Cuba lamenta profundamente y desea dejar registrado su malestar por la exclusión de la hermana República Bolivariana de Venezuela. Nuestra América está mutilada sin la presencia de uno de los países del continente que más ha aportado al ideal libertario e integracionista de la América Latina y el Caribe.

Este diálogo, y la propia Cumbre de Lima, deberían ser un punto de encuentro para todos los países del hemisferio y un espacio donde todos, sin injustas exclusiones, podamos expresar nuestras ideas, alcanzar consensos, disentir y debatir respetando nuestra rica diversidad.

Hemos escuchado con atención las presentaciones que han realizado las voceras y los voceros en este primer bloque de las 28 coaliciones que participarán en el Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales de la VIII Cumbre de las Américas. Algunas de estas han resultado verdaderamente notables. Destaco aquellos elementos que han concitado nuestro mayor interés:

Compartimos la preocupación respecto al concepto y la forma en que fueron concebidas las coaliciones. Este nuevo modelo, que se articuló de modo selectivo y poco transparente, cambió las reglas del juego establecidas. Se impuso a este Foro una fórmula que solo fue probada, con dudosos resultados, en la última Asamblea General de la OEA. Como plantea una limitación importante a los derechos de participación y al debate respetuoso y democrático, creemos que debería ser revisado hacia el futuro.

Coincidimos en las esencias de este debate cuando reconocemos y repudiamos firmemente el avance de la corrupción política y económica en la región, manifestada por la creciente desigualdad en la distribución de la riqueza y la exclusión social que presupone ese enorme abismo que separa a los ricos de los pobres.

Reconocemos también la necesidad de un enfoque integrado en la lucha contra el flagelo de la corrupción y valoramos positivamente el papel que está llamada a jugar la sociedad civil y los actores relevantes de nuestros países en este esfuerzo común, donde necesitamos mayor participación y control popular, como ingredientes esenciales en la implementación de las políticas públicas.

Alerto y denuncio la composición de la coalición 26, que actúa a nombre de la llamada Red Latinoamericana de Jóvenes por la democracia, que tiene entre sus coordinadores a personas y organizaciones de dudosa trayectoria y con una agenda política de provocaciones y subversión.

El mayor desafío lo tenemos adelante. El proceso de aprobaciones y acreditaciones que aún está en curso será crucial para garantizar un clima de diálogo y respeto. La credibilidad del Foro está intrínsecamente vinculada a la calidad de sus participantes y al debate de los temas para el que se nos convoca, sin politización, y sin la ofensiva presencia de usurpadores camuflados de sociedad civil.

Muchas gracias.

Ante un intento de provocación del vocero de la coalición anticubana Juventud y Derechos Humanos frente a la corrupción y la transparencia en las Américas, el representante de Cuba, Juan Antonio Fernández, pidió la palabra y le respondió: “Con Cuba no te metas”.

El embajador cubano le pidió al peruano portavoz de la coalición 26 que se ajustara a los temas que debía exponer. Minutos antes Fernández había alertado de la presencia en Lima de mercenarios camuflados de sociedad civil.

Ante el auditorio, el embajador intervino para “hacer notar, alertar y denunciar la composición de la coalición 26 que actúa a nombre de la llamada Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia”.

Dicha coalición -apuntó- tiene entre sus coordinadores a personas y organizaciones de dudosa trayectoria y con una agenda política de provocaciones y subversiones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Perú y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.